Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 12 de noviembre de 2014

La materia oscura podría convertir estrellas de la Vía Láctea en agujeros negros

La materia oscura podría haber convertido las estrellas giratorias del centro de nuestra galaxia en agujeros negros, afirman los investigadores.

Según informa el portal Scientific American, los científicos esperaban ver cerca del centro de la Vía Láctea un gran número de púlsares, unas densas estrellas que giran sobre su eje muy comunes en nuestra galaxia. Sin embargo, a pesar de sus intensas búsquedas los astrónomos encontraron un solo cuerpo celeste que coincidiera con tales características, dando lugar al llamado 'problema del púlsar perdido'. 

De acuerdo con un nuevo estudio, una explicación a este fenómeno podría ser que la materia oscura se acumuló en el interior de estas estrellas e hizo que los púlsares colapsaran en agujeros negros que, a su vez, serían más pequeños que los agujeros negros supermasivos que se cree que se esconden en el corazón de la misma galaxia. Los investigadores explican que creen que el universo está lleno de materia oscura invisible que no puede ser vista ni tocada, pero que, sin embargo, ejerce una atracción gravitatoria sobre la materia ordinaria. 

Una opción anticipada, por su parte, sugiere que la materia oscura está compuesta por partículas llamadas partículas masivas de interacción débil (WIMP), que, según se cree tradicionalmente, contiene a la vez materia y antimateria. Cuando la materia y la antimateria se encuentran se destruyen una a otra en poderosas explosiones, por lo que al chocar dos WIMP regulares chocan se aniquilarían mutuamente. Así, si la materia oscura existe en dos variedades de materia y antimateria, podría acumularse en el interior de una estrella densa para crear agujeros negros. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

.