miércoles, 19 de noviembre de 2014

Spiderman felicita a un niño con cáncer terminal por su quinto cumpleaños

El quinto cumpleaños de Jayden Wilson ha sido especial. Aunque ha sido diagnosticado con un cáncer terminal en el cerebro y los médicos le han dado de plazo un año de vida, él no ha perdido la sonrisa. Menos cuando es el mismísimo Spiderman el que ha venido a felicitarle el cumpleaños.

Pero Spiderman solo existe en las películas. Así que su padre, Mike Wilson, decidió que el quinto cumpleaños de su hijo debía de ser diferente. Alquiló un traje del conocido superhéroe y se propuso sorprenderle, saltando desde el tejado de su casa a la puerta principal. Jayden responde desconcertado a las preguntas que el alter ego de Peter Parker le hace.

Jayden Wilson fue diagnosticado con un tumor de grado cuatro en el cerebro al poco de darse un golpe en la cabeza, en septiembre del año pasado. Al ver que el pequeño Jayden no conseguía mantener el equilibrio, sus padres decidieron llevarle al hospital. Fue ahí donde los médicos encontraron el tumor, que se confirmó maligno cuando le fue practicada una biopsia.


Aunque los doctores le dieron una esperanza de vida aproximadamente un año, lo cierto es que Jayden cumplió un lustro el pasado 21 de agosto. Su padre ha abierto una página en Facebook en la que dar muestras de apoyo al niño. Tal y como asegura en su última publicación, de hoy, Jayden está mejorando.

Sin duda este tipo de noticias tiene cabida en nuestro blog y en los temas que solemos tocar porque lleva un componente emocional misterioso. El afán de aferrarse a la vida, sea la edad que sea. Como un hecho tan simple y cautivador puede dar fuerzas a una persona e incluso en muchísimos casos curar una enfermedad aparentemente imposible de tratar. Pero ahí está ese factor primordial, el cerebro. Que misterioso, que enigma. Aun así la ciencia reconoce empíricamente que las ganas de vivir y de afrontar una enfermedad repercuten en los resultados. Tal vez haya algún mecanismo oculto, el cual muchos de nuestros ancestros utilizaban con total certeza. Quizás nuestra propia medicina seamos nosotros mismos. Todo está en nuestro interior.



Fuente: Gonzoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.