Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Relacionan un gen con la sensación de ahogo en el trastorno de angustia

Uno de los síntomas más frecuentes y graves en los ataques de angustia son la sensación de falta de aire y ahogo. Diversos estudios señalan que uno de los motivos de esta desagradable sensación reside en la hipersensibilidad al dióxido de carbono que presentan las personas con trastorno de angustia. Pero ¿por qué?

Investigaciones en ratones han mostrado que una proteína, la ASIC1a, actúa de forma indirecta como un «sensor» de dióxido de carbono en la amígdala, región del cerebro clave para la percepción de peligro y el miedo. En fecha reciente, un grupo internacional ha estudiado el gen ACCN2, la versión humana del ASIC1a. A partir de neuroimágenes y genotipos, los autores han comparado dicho gen en 414 personas con trastorno de angustia y 846 sujetos sanos.

Aunque se desconocen de manera certera los mecanismos por los que la inhalación de dióxido de carbono produce ansiedad en los afectados, una teoría señala que los individuos con trastorno de angustia presentan un sistema de «alarma de sofocación» demasiado sensible, es decir, alterado, en el cerebro. Dicho mecanismo cerebral habría evolucionado para protegernos de la falta de aliento, como cuando aumentan los niveles de dióxido de carbono que respiramos.

Amígdala alterada

Los investigadores han encontrado que variantes del genACCN2 influyen en el tamaño de la amígdala y ello contribuye a una mayor respuesta de ésta ante la amenaza emocional, incluso en personas sin el trastorno. El hallazgo plantea la posibilidad de que los fármacos que inhiben o modulan este gen podrían ser útiles en el tratamiento de la angustia o de otras formas de ansiedad y miedo.

Fuente: Investigación y ciencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.