Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 21 de enero de 2015

La CIA dice que el aumento de avistamientos de ovnis en el siglo XX fue asunto suyo

Muchos de los ovnis que el público vió en el cielo a mediados del siglo pasado eran en realidad aviones espías. Todo ello se debe a La Guerra Fría y la falta de satélites precisos que obligó a Estados Unidos a adentrarse en el espacio aéreo de la Unión Soviética con esta clase de aviones, que tenían unas prestaciones extraordinarias para la época. El 29 de diciembre, responsables de la CIA dijeron lo siguiente a través de Twitter: "Lo más leído en nuestro índice de lo mejor de 2014: ¿informes de actividad inusual en los cielos en los años 50? Fue asunto nuestro". Junto al tweet se incluía un PDF sobre el Programa del avión secreto U-2 y la CIA, desde 1954 hasta 1974. 

Desde que los U-2 comenzaron a volar a altitudes mucho más altas - (18.288 metros)-, "los controladores aéreos comenzaron a recibir un número creciente de reportes de OVNIs", explica el informe.

A raíz de estos acontecimientos inusuales aparentemente, los pilotos de aerolíneas escribieron cartas a la Unidad de fuerza Aerea para que investigasen los fenómenos. Al cabo de un tiempo se crearon grupos de investigaciones, dando lugar a la famosa operación blue book o proyecto libro azul.

Funcionarios de Blue Book llamaban regularmente a la CIA para ayudar a los investigadores a eliminar la mayoría de informes sobre ovnis, explica el documento, "aunque no podían revelar a los remitentes la verdadera causa de los avistamientos".

Según informa Space.com, varios analistas cuestionan la afirmación de la CIA de que los vuelos del U-2 realmente causarán el incremento en los avistamientos de ovnis.

"Algo que ha logrado la información de la CIA es que ha unido a los escépticos y a los defensores de los ovnis en proclamarla como falsa", escribió el escritor escéptico Robert Sheaffer en un blog la semana pasada. "Podríamos estar de acuerdo en poco más, excepto en que esta afirmación no tiene sentido".

Sheaffer explica que los archivos del Proyecto Libro Azul son ahora registros públicos, permitiendo que cualquiera pueda comprobar cuándo y dónde se reportaron avistamientos. "La conclusión es: no hay absolutamente ninguna correlación entre los tiempos y lugares de los informes de los ovnis y y los vuelos del U-2", escribió.

Una opinión similar acerca de la afirmación de la CIA es la del analista de fotos de ovnis Bruce Maccabee, que analizó los datos y concluyó que la explicación de la CIA es "absurda".

Las estadísticas "no apoyan la afirmación de que hubo un gran aumento en los avistamientos por la población, los pilotos y los controladores aéreos, una vez que el avión U-2 comenzó a volar," escribió en un reciente post.

Sheaffer también sostiene que "la alegación de la CIA de que los vuelos del U-2 llevaron a la creación del Proyecto Libro Azul no se sostiene", porque era anterior en varios años a los vuelos del U-2.

Fuente: El Dia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.